Cómo hacer un elevator pitch: 3 claves infalibles para saber qué decir [+ ejemplos]

Un elevator pitch puede ayudarte a impulsar tu carrera, pero antes debes saber qué es y cómo diseñarlo.

En líneas generales, este “discurso de ascensor” es un resumen lo suficientemente corto como para que se pueda decir en un viaje de ascensor.

Eso sí, corto y potente.

Uno sin el otro no funciona, por eso es tan importante que sepas expresar quién eres, qué haces y qué quieres hacer.

Justamente de eso va el elevator pitch, de poder hablar sobre ti y tu propuesta en una forma específica para persuadir a otro.

Cuando se hace bien, su efecto es el de ayudarte a generar conexiones, conseguir un empleo y hasta ayudarte a hacer nuevas amistades.

 

1.    Cuándo usar un elevator pitch

El cuándo usarlo es casi tan importante como la forma en que usa.

Por ejemplo, este discurso es ideal para ser usado en ferias de empleo, eventos de networking, entrevistas de trabajo, en el resumen de LinkedIn o en la biografía de Twitter.

Una forma de saber el momento en que debe ser usado es imaginarse esa situación en la que alguien dice “háblame de ti”.

Frente a este escenario muchos trastabillan y dicen lo primero que se les viene a la mente.

El resultado es la pérdida de una oportunidad valiosa que, al menos con esa persona, tal vez nunca vuelva.

Si tan solo se hubieran dedicado a trabajar en cómo hacer un elevator pitch que fuera efectivo.

Tal como lo estás pensando, nosotros también creemos que es una verdadera lástima no aprovechar situaciones así.

Cuando se trata de vender un producto o servicio, 30 segundos pueden ser los únicos que tengas.

2.    Qué decir en un elevator pitch y cómo decirlo

–       La frase clave es “resumen breve”. Por más que parezca redundante, debe ser así. Menciona solo aquello que sea relevante en tu historia laboral. Tu discurso debe estar restringido a 30-60 segundos.

–       Habla de tus habilidades y, si lo consideras necesario, menciona en dónde las desarrollaste. Mostrar a los demás que tienes experiencia siempre es un punto a favor.

–       Casi nada está exento de mejorar con la práctica. Es prácticamente imposible que no mejores aquello que repitas una y otras vez, sobre todo cuando revisas los puntos débiles. Cualquier lugar es bueno para practicar, así de forma mental: la fila del supermercado, una caminata, etc. Si lo puedes hacer delante de un público, mejor todavía. Si te grabas con tu teléfono celular, estás dando pasos firmes.

–       Habla de aquello que sientas de forma real, de aquello en lo que seas bueno o buena. Lamentablemente, muchos optan por querer causar una gran impresión a costa de decir lo que ellos creen que es adecuado para la ocasión.

Puede funcionar, pero algún día aparecerán tus insatisfacciones y se notará que lo que dijiste al principio no era real. Si quieres una relación laboral larga, mantén la sinceridad ante todo.

–       Menciona tu propósito: si estás en una entrevista de trabajo, puedes decir que lo que buscas es, por ejemplo, “una oportunidad para desplegar todas tus habilidades en materia de ventas”.

Si se trata de conseguir un crédito, di cuál será el impacto de tu labor una vez que tengas ese dinero. Menciona con datos concretos como “una vez que invierta esa cantidad, las proyecciones indican que generaré 3 empleos”.

–       Pide un número telefónico o forma de contacto: habrá quien piense que esto es demasiado atrevido, pero es un riesgo que bien vale la pena correr.

Lo peor que puede suceder es que te digan que no. Lo mejor es que te lo den y puedas contactarle tú y no esperar a que sea al revés. Si esperas a que te contacten, puede que se les olvide y que nunca suceda.

–       Ten a mano una tarjeta de presentación: si definitivamente no te dan una forma de contactarlos, entonces ten a la mano una tarjeta de presentación.

Será un recurso útil para ser usado como última opción y que será mejor que no dejarle nada a quien te escuche.

 

También te puede interesar: Palabras y frases que afectan tu comunicación estratégica en el 2021

 

3.    Qué no decir ni hacer

–       No divagues: ten claro lo que vayas a decir. El tono dubitativo puede ahuyentar a tu interlocutor. Si tienes tu información clara evitarás esto.

–       El arte de cómo hacer un elevator pitch requiere un manejo elaborado de la voz y la gestualidad. Evita el tono de voz monótono, cuídate de gestos como fruncir el ceño y mantén una expresión facial amable.

–       No hables a velocidad de 100 metros planos, prefiere el de la marcha constante. Es normal que quieras decir mucho en el poco tiempo que tienes (30-60 segundos).

Estructura tu discurso en presentación, propósito, dato relevante (cifra) y llamado a la acción. Este esquema básico te servirá para que te quedes con lo estrictamente necesario y no tengas que atropellas tu discurso.

–       No tengas un solo pitch. Ten en cuenta que vas a estar en diversos escenarios. No siempre vas a buscar un empleo ni a hacer networking ni a pedir un crédito, por tanto, es recomendable que conserves una base que te facilite su recordación, pero que el resto sea flexible.

 

cómo hacer un elevator pitch
Cuando se está frente a una audiencia grande, un buen elevator pitch puede ser la diferencia entre destacar con tu mensaje o no.

Bono: estructuras conocidas que van a ayudarte

1) Pregunta de intriga + nombre + respuesta + desarrollo + cierre.

¿Sabías que 1 de cada 3 perros obsequiados en Navidad termina en la calle en 6 meses sucesivos? Yo soy María Rodríguez y voy a compartir contigo una solución para ayudar a estos perros abandonados. Tengo un proyecto en el que con solo $2 al mes puedes ayudarlos para que tengan nuevamente un hogar. Me encantaría que me compartas tu número telefónico para que agendemos un encuentro en el que te pueda dar mayores detalles.

 

2) Presentación + experiencia + anuncio + propósito + llamado a la acción

Hola, mi nombre es Rafael Suarez y tengo 15 años de experiencia como dentista. El próximo mes abriré mi propia clínica para ayudar a las personas con problemas dentales que deseen una solución efectiva a un precio que sí puedan pagar. Quiero contar contigo para que agendes tu primera cita gratis. Mi número de contacto es XXXXXXXXX

 

Conclusión sobre cómo hacer un elevator pitch

El tiempo es un bien escaso. Si bien es cierto que seguimos contando con 24 horas al día, también es conocido que cada vez tenemos más ocupaciones.

Así que saber vender una idea o una propuesta en 30-60 segundos es fundamental.

De antemano, es recomendable que comprendas que lograr un buen pitch toma su tiempo.

Si bien hay fórmulas generales acerca de cómo hacer un elevator pitch, cada caso es particular.

Sé flexible, pero conserva la precisión en la información que quieres suministrar.

Ocúpate de incluir datos que luego puedas excluir según tu análisis y las pruebas que hagas.

Esperamos que logres resultados efectivos.

 

 

5 claves para tratar con clientes difíciles de forma profesional

cliente dificil

Cuando ofrecemos nuestros servicios lo hacemos esperando que lleguen los clientes, pero casi nunca nos hemos preparado previamente para atenderlos.

Lo peor de todo no es eso, sino que no nos preparamos para atender a los temidos clientes difíciles: personas que pueden llegar a quitarte las ganas hasta de trabajar si no abordas el caso con la actitud adecuada.

Un cliente que exige demasiado puede arruinar tu día, pero si aprendes a gestionarlo, podrás seguir con tu rutina sin mayores contratiempos.

 

Las 6 claves del éxito en el trato con clientes difíciles

1) Practica la escucha activa

Entre todas las claves para tratar con clientes difíciles, esta es de nuestras preferidas porque muchos vendedores o prestadores de servicio se lo toman personal y terminan por enfrascarse en una discusión con su cliente.

No es necesario que esto suceda.

Las reacciones hostiles dificultan el proceso. Así que antes de enojarte (lo cual puede suceder y es normal que pase), concéntrate en escuchar.

Si el cliente está insatisfecho, se va a desahogar y prácticamente no hay nada que puedas hacer para evitarlo.

De hecho, en el escenario ideal esto debería pasar pronto para que puedas conversar luego.

Además, si no prestas atención, si no practicas la escucha activa te perderás de detalles valiosos que pueden jugar incluso a tu favor, por ejemplo, cuando se trata de un reclamo injustificado.

Una clave adicional para que el cliente se sienta escuchado es usar sus propias palabras para ir comprobando información.

Usa la fórmula de “lo que te/le oigo decir es…” y repite de forma tan precisa como sea posible lo que acabas de escuchar.

A veces sucede que el cliente cambia su actitud cuando le repiten lo que acaba de decir y se da cuenta de que está siendo ofensivo o de que está equivocado en su reclamo.

Si no sucede así, al menos se dará cuenta de que le estás prestando atención.

En  un cliente enfadado ese puede ser un recurso muy valioso, pues se sentirá valorado y atendido.

 

claves para tratar con clientes difíciles
Tratar con un cliente difícil es requiere de una escucha activa, no de una respuesta de confrontación.

2)    Los hechos deben prevalecer por encima de los sentimientos

Los humanos sentimos rabia. Si tienes un cliente que te está reclamando o exigiendo de más es bueno que lo sepas.

Apégate a los hechos y canaliza esa rabia diciendo una frase como:

“Entiendo su molestia y justamente por eso es que quiero conocer en qué lo puedo ayudar…”

Si esto lo acompañas con “le pido disculpas por la situación”, entonces habrás derribado su primer bloqueo.

Es importante que hagas esto con la mayor prontitud posible para que puedas seguir escuchando.

No prometas nada antes de escuchar. Primero dedícate a profundizar en cuáles son los hechos y contrarresta su ira con tu calma.

Estás ahí para escuchar. Ese es tu trabajo.

Saca de la ecuación la idea de discutir o querer ganar.

Por supuesto, esto no significa que debas permitir ofensas. Asegúrate de dejarlo claro.

 

También te puede interesar: 8 palabras y frases que afectan tu comunicación estratégica

 

3)    Ofrece opciones (ténlas preparadas antes)

Cuando un cliente está reclamándote lo que está diciéndote en realidad es “dame opciones”.

Una vez que hayas mostrado tu empatía y que hayas escuchado atentamente el problema, entonces debes mostrar cuál es tu plan (o tus planes).

Si no conoces modos de resolver este tipo de situaciones, te compartimos cuatro que son universales y que aplican para cualquier negocio o servicio:

·         Emitir una nota de crédito para que el cliente cobre con algo que ahora mismo no tienes en existencia.

·         Ofrecer un reembolso (aunque muchos eviten esta medida hasta el final, a veces es los mejor y no hay que descartar esta opción).

·         Ampliar un contrato de servicio. No tiene que ser de por vida, pero conceder algo a tu cliente suele traer buenos resultados porque.

·         Reemplazar una pieza si el resto de un equipo funciona de forma perfecta. No olvides dar garantía escrita por la sustitución.

 

4)    La sinceridad es la mejor respuesta

La sinceridad es tal vez la muestra más poderosa de empatía y es una de las mejores claves para tratar con clientes difíciles.

Además, la sinceridad fideliza clientes y este tipo de ingresos puede generar hasta el 65% de tus ganancias.

Recuerda que es mucho más barato relacionarse con un cliente que ya tienes que ir a la búsqueda de uno nuevo.

Apela a la franqueza, incluso cuando no puedas solucionar justo como el cliente te lo pide.

Esto hará que tu lenguaje corporal sea coherente y creíble.

Indícale a dónde irá a parar la información en caso de que no seas tú la persona directa que se hará cargo de la situación.

La sinceridad puede transformar a un cliente molesto en un cliente para siempre.

 

claves para tratar con clientes difíciles
La sinceridad puede ser la mejor respuesta frente a un cliente que está enfadado.

 

5)    Conserva los canales de comunicación que ya estableciste para atender a tu cliente

A nadie le gusta ir a formular un reclamo y que le cambien el canal regular a través del cual lo hacía.

Si en los acuerdos básicos estaba que podía hacer su reclamo a través de WhatsApp, es un error que entonces le pida que lo haga a través de un correo.

Esto no hará sino prolongar su rabia y la tensión entre ambos.

Si tú eres la persona responsable de la situación, hazte cargo a través del canal que prometiste o que se promete al momento de la transacción.

 

Conclusión acerca de las 5 claves para tratar con clientes difíciles

Cuando un cliente difícil llega hasta ti está buscando algo. Pregúntate qué es ese algo y cómo puede hacer para satisfacerlo.

El truco está en escuchar más de lo que se habla, en prestar atención a las inquietudes del cliente y tener una actitud orientada a la solución.

Pensar en la confrontación desde la entrada implica escenarios que no son beneficiosos, ni siquiera para ti,

Si eres una marca en construcción, tu reputación comenzará a tambalearse desde muy temprano. Si ya eres una marca establecida, tendrás una probable crisis que solventar y que te tomará tiempo y recursos económicos valiosos.

Cómo crear un perfil en LinkedIn en 5 pasos para conseguir clientes

linkedin

Linkedin es, hoy en día, la plataforma online favorita de los emprendedores.

Su gran ventaja por sobre otras redes sociales es que está enfocada en el mundo de los negocios. Por eso muchos se preguntan cómo crear un perfil en LinkedIn.

Esto favorece que tu comunicación online llegue a personas que buscan servicios profesionales, por ejemplo: sesiones terapéuticas, consultorías, clases, asesorías, etc.

Dicho de otro modo, en casi ningún otro sitio conseguirás clientes potenciales de calidad como los encuentras aquí.

Para favorecer que te contacten, antes debes haber trabajado en tu perfil de manera que sea tan atractivo como para que se fijen en ti.

Sigue leyendo porque te vamos a decir cómo crear un perfil en Linkedin que te ayude a atraer clientes de calidad para los servicios que ofreces.

 

Pasos para escribir un  perfil de Linkedin que sea magnético

1. Haz que tu titular sea de verdadero impacto

Lamentablemente, la mayoría de veces a causa de las prisas, muchas personas escriben un titular que resulta mediocre.

No se trata de llenar un espacio con una frase cualquiera, sino de pensar de manera sesuda cuál será el impacto de eso que escribamos.

Una forma efectiva de comenzar es con la información más importante que tengas acerca de lo que haces.

La fórmula acerca de cómo crear un perfil exitoso en LinkedIn pasa por no dejar lo más valioso para el final.

Un caso en el que muchos perfiles fallan es la consabida fórmula de inicio. Ahora mismo, la más popular es iniciar con un “yo ayudo a…”.

Entre más se usa, menos sorpresa genera. Es cierto que facilita la redacción, pero cada vez menos hace que alguien recuerde lo que le sigue.

Una manera distinta de hacerlo es encontrando el verbo especifico que habla de lo que haces y empleándolo como primera palabra. Por ejemplo, el lugar de escribir:

  • Ayudo a emprendedores a tener visibilidad en redes sociales.

Prueba con algo como:

  • Creo estrategias efectivas para que emprendedores tengan visibilidad en redes sociales.

Tal como lo habrás notado, el segundo enunciado comienza de una vez con un verbo que describe lo que hace el dueño o dueña de su perfil

Esto le facilita a tu cliente potencial información que va directo al grano y lo hace sin palabras que terminan por quitarle milésimas de segundo valiosas.

Además, visto que Linkedin también toma palabras claves para tu perfil, es importante que no quieras adornar el texto, sino que apeles a la precisión como forma de comunicación.

 

.

2.    Haz que tu foto de perfil destaque

Cuando alguien se pregunta cómo crear un perfil en Linkedin que de verdad le ayude a vender, debe tener en mente que esto no es posible sin una buena foto.

Lo paradójico de esto es que la mayoría de usuarios ingresa a Linkedin desde su teléfono celular, por lo que la imagen del perfil puede verse, literalmente, diminuta (128×128 pixeles)

Frente a este escenario cualquiera podría pensar que la foto de imagen importa poco.

No es así. Todo lo contrario, sí importa y mucho.

Asegúrate de cuidar la calidad de la imagen. Nada de ruido (esa textura granulosa que tienen muchas fotos de mala calidad).

Además, la foto debe ser de tu rostro, no de tu cuerpo, pues así será más difícil que te vean.

Si no tienes un fondo limpio tras de ti en tu foto, entonces puede usar remove.bg para borrarlo y sustituirlo por uno en el que tu rostro sea fácil de distinguir.

cómo crear un perfil en Linkedin
En un mercado laboral tan competido, tener un perfil en LinkedIn bien trabajado es un deber.

 

3.    Aprovecha la imagen de tu portada de LinkedIn

El recuadro de la portada en LinkedIn está para ser usado, para ayudar a comunicar qué es eso que haces y cómo puede ayudar a los demás.

¿Para qué dejarla en blanco?

No desperdicies esta oportunidad y aprovecha cualquiera de la herramientas que hay disponible para que crees tu imagen.

Recursos como Canva o PicMonkey harán que no tengas que ser un experto en Photoshop para lograrla.

Las especificaciones de tamaño son de 1584 x 396 pixeles y lo recomendable es que no lo satures de un montón de elementos gráficos que dificulten su procesamiento visual.

Prefiere frases o íconos pequeños que mejoren tu percepción de marca, no que te jueguen en contra.

 

4.    Trabaja para que la sección “Acerca de” haga su trabajo

Esta sección incluirá el resumen de lo que puedes hacer por tu cliente.

Aquí es donde mencionarás y desarrollarás tu propuesta de valor, eso que te hace diferente a otras ofertas.

Una forma de hacerlo bien en esta sección es haciendo un trabajo de investigación acerca de tu cliente.

Los datos que tendrás que recabar (o inferir si fuera el caso) son: puntos de dolor y cuáles serán los cambios a partir de lo que les ofreces.

Los puntos de dolor son esas inquietudes que tiene tu cliente, esos asuntos que no lo dejan dormir.

Una vez que los conozcas, entonces comprenderás que tu “acerca de” es más sobre tus clientes y no sobre ti.

Al final de esta sección asegúrate de hacer algún llamado a la acción: contactarte, hacer clic en algún enlace, etc.

 

5.    Solicita recomendaciones

Si has cumplido con los 4 pasos anteriores, tu cliente potencial debería llegar a la zona de las recomendaciones.

Este puede ser el factor decisivo para que alguien decida contactarte o no.

Los testimonios o, lo que Robert Cialdini llamó Prueba Social, son fundamentales para que otras personas se sientan confiados de generan un contacto contigo.

Cuando entiendes cómo crear un perfil en Linkedin, te será más fácil pedirle a otras personas que te faciliten comentarios acerca de ti y de tus trabajos anteriores.

Un truco que puedes emplear es el de enviar un correo con tu enlace de Linkedin a clientes anteriores.

Si lo haces directo desde la página, entonces puedes usar el botón “solicitar recomendación”.

El procedimiento es sencillo. Solo debes comenzar a escribir el nombre del contacto para que te aparezca.

Posteriormente debes enviar el mensaje personalizado haciéndole tu solicitud.

Aunque no lo creas, muchas personas están dispuestas a dar su comentario.

Conclusión de cómo crear un perfil en LinkedIn

¿Sabes por qué tantas personas buscan cada día cómo crear un perfil de LinkedIn?

Porque 722 millones de personas en todo el mundo ya forman parte de esta red social enfocada en los profesionales. Es bastante.

Así que si estás comenzando con una estrategia de marketing en redes o estás buscando un empleo ideal para ti, es hora de que comiences a hacer un trabajo dedicado para captar la atención de potenciales clientes o empleadores.

 

 

 

Por qué es tan importante la relación entre salud mental y limpieza

El estrés es una de las palabras de moda.

Es como si nuestro propio ritmo de vida hiciera inevitable no mencionarla, bien sea para expresar cómo nos sentimos frente a las situaciones cotidianas o para hacer alusión a formas de cuidar nuestra salud mental.

Una de esas formas es la limpieza.

Para muchos esto puede parecer algo sin importancia, pero no lo es.

Si quieres descubrir cuál es la relación entre salud mental y limpieza, entonces lee con atención hasta el final.

¿Cuál es el impacto negativo de la suciedad y el desorden?

La falta de limpieza tiene un impacto directo en la salud mental.

Tanto así es que en un estudio que se publicó en el Boletín de Personalidad y Psicología Social de los Estados Unidos de Norteamérica, se encontró que las mujeres que se referían a sus ámbitos de vida como “abarrotados” tenían más probabilidades de experimentar fatiga o de deprimirse que aquellas que estaban en lugares “tranquilos” y “reconstituyentes”.

Además, los investigadores descubrieron que las mujeres del primer escenario, tenía una mayor producción de cortisol, la hormona del estrés.

Para corroborar estos datos, basta con que recuerdes las veces que has estado en sitios con desorden.

Lo más probable es que hayas experimentado sensaciones como confusión, desconcentración y hasta tensión.

Asismismo, en otro estudio realizado por la Universidad de Princeton, los investigadores descubrieron que el desorden dificulta la concentración en una tarea específica.

Para ser más exactos, la corteza visual de una persona se puede abrumar si está en un entorno con objetos que no se relacionan con una tarea en particular.

Tal vez esas palabras de nuestras madres en las que se nos invitaba a tener nuestra habitación en orden no tenían el fundamento científico que aportan estas investigaciones, pero no por ello estaban alejadas de la realidad.

Tal vez, ellas, sin hacer un análisis profundo, notan que el desorden genera confusión, tensión e irritabilidad, todo lo contrario al caso opuesto, al del orden y la limpieza.

Relación entre salud mental y limpieza
Hacer la limpieza y ordenar es también una excusa para levantarse de la silla y disminuir el sedentarismo.

 

Beneficios de tener ambientes limpios y ordenados (incluye los de trabajo)

La relación entre salud mental y limpieza no escapa del ámbito laboral.

Si lo piensas, puedes pasar hasta más de 8 horas en tu empleo o empresa.

La limpieza y el orden te ayudan a experimentar una sensación de control. Basta que recuerdes aquella ocasión en la que pasaste más de 1 hora buscando un documento extraviado en medio de un montón de carpetas.

Incómodo, ¿no?

En cambio cuando sabes en dónde buscar algo porque ya tienes claro que ese es su sitio, no solo ahorras tiempo, sino que experimentas un considerable bienestar.

Sucede en tu cocina, en tu habitación. Sucede en todos lados.

Estas son afirmaciones que hacemos a partir de un estudio que realizó el investigador Nicole Keith de la Universidad de Indiana, en el cual comprobó que las personas con casas más limpias, tienen una mayor tendencia a ser saludables.

La limpieza y el orden nos dan la sensación de control

Ver desorden a tu alrededor equivale a invocar la más profunda sensación de descontrol.

Lo opuesto, o sea, el orden, genera una sensación de control.

Esto tal vez sea lo que justifique los resultados de un estudio en la Universidad de Connecticut en el que se demostró que hay personas que optan por limpiar y ordenar en momentos de mucho estrés.

Pocas sensaciones son más placenteras que no tener caos alrededor.

Esto se comprobó en un estudio publicado en la revista Mindfulness, en el cual se comprobó que aquellas personas que se tomaban el tiempo para oler el jabón, experimentaron una reducción del 27% en síntomas de nerviosismo y una considerable mejora de la “inspiración mental” en un 25%.

Estos datos pudieran relacionarse con los de la Asociación Estadounidense de Ansiedad y Depresión, la cual concluyó que la suma de actividad física más los resultados de la limpieza, contribuyen a un menor impacto de los casos de estrés, ansiedad o síntomas depresivos.

Cómo incorporar la limpieza y el orden a tu vida

Iniciar de cero casi siempre es muy difícil, pero como en otros muchos casos, comprender la relación entre salud mental y limpieza será un gran motivador.

Estas son algunas claves que van a servirte:

Empieza con pequeñas acciones:

El desorden y la suciedad pueden hacerte creer que no tiene solución. El desorden asusta, pero si te comprometes a un solo espacio al día, te darás cuenta de que antes de lo que crees tendrás un ambiente más limpio y ordenado.

Por ejemplo, puedes comenzar por el baño o por una biblioteca.

El ritmo lo estableces tú.

Lo positivo de esto es que te deja suficiente tiempo para cumplir con tus otras actividades, pero que también te motiva para seguir adelante.

Un truco que puede funcionarte es incluir en tu agenda ese sitio o espacio que vas a dejar limpio y ordenado.

Esto es recomendado si el hecho de hacer una lista te genera agobio.

Usa un temporizador

Una buena forma de instaurar una rutina es con la ayuda de un temporizador.

En el caso de la limpieza, funciona bastante bien porque te permitirá ver cuánto logras en un tiempo determinado.

En futuras limpiezas podrás tener un tiempo estimado y tener claridad de ese dato en tu agenda.

No importa que sean 15, 20 o 30 minutos. Programa y selecciona el espacio que dejarás en orden.

Sea que hayas terminado o no para cuando suene la alarma del temporizador, sigue con lo que tengas en agenda.

En próximas ocasiones puedes retomar lo que te faltó y seguir con otro.

Involucra a otros

Lograr una sólida relación entre salud mental y limpieza es algo que puedes lograr con la ayuda de los demás.

Ya sea que se trate de tu pareja, hijos o compañeros de trabajo, pedirles ayuda es un acto estratégico.

Esto no significa que todos quieran colaborar, pero en estos casos siempre es mejor del trabajo de varios que de uno.

Aun cuando logres un solo voluntario, estarás ganando minutos valiosos.

 

Relación entre salud mental y limpieza
Limpiar y ordenar en familia genera vínculos sólidos. Además, todos disfrutan de los beneficios de estar en espacios más agradables.

 

Conclusión de acerca de la relación entre salud mental y limpieza

La relación entre una adecuada salud mental y limpieza es contundente.

Más allá de los distintos estudios a los que hacemos mención, puedes revisar cómo te sientes frente a ambas experiencias: orden y desorden, limpieza y suciedad.

Las casas y los sitios de trabajo desordenados son causa de estrés y hasta de problemas de salud.

No obstante, nuestra recomendación es que no te obsesiones.

Si hay un día en el que no puedas limpiar u ordenar según lo agendado, lejos de preocuparte, mantén el objetivo de aprovechar la siguiente ocasión.

Es preferible que sigas paso a paso en tu propósito, en lugar de que este te genere incomodidad, lo cual puede convertirse en un saboteador.

Ten en cuenta que un pequeño cambio puede levantarte el ánimo y motivarte para seguir en procura de espacios más agradables.

Por qué es importante la gestión del tiempo en la gestión de proyectos

gestion de proyectos

Tener la sensación de llegar tarde a lo que queremos es algo que se ha vuelto muy común. Tenemos agendas apretadas, llenas de tareas. Tenemos una vida más allá del trabajo, pasamos horas en el tráfico, en el teléfono celular.

Y eso afecta la concreción de proyecto. Quieras o no,lo hace.

Por eso es importante desarrollar la gestión de un proyecto con base en una planificación adecuada.

Pero esto no es algo que no sepamos. De hecho, algunas frases como “el tiempo es dinero”, “el tiempo es oro” y otras similares, forman parte de nuestras conversaciones cotidianas.

Para comprender mejor porqué es importante desarrollar habilidades en esta área, veamos antes qué es la gestión del tiempo en gestión de proyectos.

 

¿Qué es la gestión del tiempo en la gestión de proyectos?

La gestión del tiempo es un componente vital en la gestión de proyectos. Ella nos sirve para planificar y desarrollar el cronograma de finalización.

Este ítem es clave para organizar a un equipo en función de unos plazos y establecer la coordinación de acciones entre sus integrantes.

Si esta gestión se realiza en la forma adecuada, las tareas se simplifican y la colaboración puede llevarse a cabo más rápido.

En el caso de que el proyecto sea de realización individual, el aprovechamiento del tiempo a partir de un plan también es fundamental.

 

6 pasos fundamentales para una adecuada gestión del tiempo

Cuando hablamos de gestión del tiempo en gestión de proyectos, hay pasos estratégicos que deberían estar presentes si queremos ser realmente efectivos.

  1. Definición de actividad: si no tenemos clara la actividad, será muy difícil que planifiquemos en torno a ella. Los proyectos tienen un ciclo de vida y hay que identificar y programar las diferentes actividades. Palabras claves: actividades y tareas.
  2. Secuencia de actividades: si se trata de un proyecto individual, esta es la parte en la que debes determinar cuál será el orden de entregables. Todavía no se trata de fechas, pero sí de un orden.
  3. Estimación de recursos: con cuáles recursos cuentas, quienes son las personas que pueden ayudarte, qué materiales, máquinas o información vas a necesitar.
  4. Tiempo estimado en el que se llevará a cabo la actividad: ahora sí se trata de tiempos. En este apartado hay que hacer una aclaratoria: sin un modelo matemático (por ejemplo el PERT ), las estimaciones son imprecisas. Sin embargo, puedes basarte en tu experiencia para fijarte unos tiempos que sean realizables.
  5. Planificación con cronograma: es el momento de fijar fechas, tanto de inicio como de finalización de cada actividad. Todo esto lo harás siguiendo el orden que ya fijaste, anotando los recursos, pero sobre todo, las posibles barreras que te puedan impedir lograr tu meta.
  6. Control: debes ir controlando que todo salga según el plan. Si no fuera así, es una excelente oportunidad para revisar qué es lo que no ha salido como lo indicaste en el plan.

 

Gestión del tiempo en gestión de proyectos
Gestionar el tiempo a la hora de ejecutar un proyecto es una cuestión, más que de voluntad, de método.

 

Importancia de la gestión del tiempo en gestión de proyectos

Tal como lo dijimos al inicio, el tiempo es oro, se va, no es renovable. Así que cuando lo desperdicias, estás retrasando el logro de tus metas.

Y no hablamos de que descansar o recrearse sea un desperdicio. No, estos espacios son necesarios para la vida de cualquiera.

Nos referimos a que un proyecto debe tener una hoja de ruta en el que se indique cuándo comienza y cuándo acaba.

De esto es lo que se trata la gestión del tiempo en gestión de proyectos, de que cada proyecto tenga fecha de inicio y de finalización.

 Si no, existe la posibilidad de que pasen meses y hasta años antes de que el proyecto se lleve a cabo.

 

Consejos eficaces para la adecuada gestión del tiempo

  • Registra cómo gastas tu tiempo

Elabora un registro para que puedas saber cómo estás usando tu tiempo. Durante algún tiempo, registra lo que estás haciendo en lapsos de 15 minutos.

Esto te servirá para que te hagas consciente del uso que le das a tu tiempo. Detecta a cuáles tareas le dedicas más tiempo.

Este ejercicio te pone frente a un proceso reflexivo en el cual entenderás por qué muchas personas, teniendo la misma cantidad de horas que tú, aprovechan su agenda de un modo en el que parece que tuvieran más horas disponibles.

 

  • Establece prioridades

Una gestión del tiempo en gestión de proyectos que se precie de ser efectiva, debe tener claro aquello que es importante y lo que es urgente, además de las combinaciones que haya entre ambas variables.

Si algo es importante y urgente, entonces debe ser atendido de inmediato.

Si es importante, pero no urgente, entonces cabe la posibilidad de postergarla.

Aquello que es urgente, pero no importante se puede delegar. Por descarte, lo que no es urgente ni importante, definitivamente, debe ser atendido más tarde.

Si tienes una lista de tareas pendientes, entonces te será sencillo realizar esta clasificación.

 

  • Organiza tus listas de tareas

Hay dos formas básicas de organizar las tareas para tener una gestión del tiempo en la gestión de proyectos más efectiva.

Bien puede hacerse por fecha de vencimiento o por progreso.

En el primero de los casos, sea un grupo o una persona, establece una fecha que lo mantenga motivado a cumplir la tarea.

A algunos no les resulta conveniente este modo porque suelen esperar hasta la fecha límite para comenzar.

Entonces tienen la opción de hacerlo por progreso. En este caso cada tarea incluye otras subtareas que le permitirán alcanzar los objetivos con mayor facilidad.

Lo que se debe hacer con esta opción es hacer una lista de pendientes y con metas diarias. A medida que vayas avanzando, entonces puedes ir marcando las subtareas y tareas como cumplidas.

Créenos, una vez que marcas lo cumplido la sensación es muy satisfactoria.

 

  • Aprende a divorciarte de los proyectos

Muchas personas gastan tiempo valioso en intentar cumplir con un proyecto que saben que no llegará a buen puerto.

A veces se “enamoran” u obstinan tanto con un meta que no logran ver que algo están haciendo de forma incorrecta o que ya no vale la pena seguir haciéndolo de esa forma.

Muchas veces cambiar es bueno. Si ya comprobaste que esa no es la vía o que no puedes solo o que no obtendrás resultados óptimos, bien valorar la retirada.

No siempre tienes que demostrar que puedes. Entender esto es liberar tiempo para la realización de proyectos que sí puedes llevar a cabo.

 

Gestión del tiempo en gestión de proyectos
Cuando preparas tu agenda y planificas tus tareas, las probabilidades de que logres tus objetivos se incrementan.

Conclusión

Entender de gestión del tiempo en gestión de proyectos puede ser la diferencia entre lograr tus objetivos o no.

No hace falta que tengas un máster en planificación ni que seas experto o experta. Basta con que tengas a la mano la información que aquí te compartimos.

A medida que la pongas en práctica, irás viendo lo que te funciona y lo que no. Además, irás adaptando procesos y haciéndolos adecuados para tu forma de trabajar.

 

 

 

 

 

Organización: Cómo trabajar en casa con niños sin volverse loco

reforzamiento escolar

__

El trabajo desde casa llegó para quedarse y quienes no se adapten a ello, tendrán tarde o temprano que hacerlo.

Si tienes problemas para avanzar en esta transición, no te preocupes. Es normal. Nadie nunca nos preparó para esto (al menos no a las mayorías) y mucho menos se nos dijo cómo trabajar en casa con niños.

De hecho, ahora muchos se ven envueltos en la contradicción de que, lo que una vez quisieron (pasar más tiempo con sus hijos), ahora se ha convertido en un obstáculo para ser productivos.

Si este es tu caso, no te desesperes porque en este artículo conocerás claves valiosas para que logres trabajar en tu propia casa sin que tus hijos terminen absorbiendo la mayor parte de tu agenda.

1.    Empieza por desarrollar una rutina

Frases como “la rutina es otra forma de morir” pueden ser muy contraproducentes.

Por ejemplo, mucho se habla de que las rutinas son formas de no disfrutar la vida, pero esto no es del todo cierto.

Una rutina nos tranquilidad porque se elimina el factor incertidumbre, hecho para el cual no estamos siempre preparados.

Un deportista no debe vivir sin rutina, ni alguien que se quiera hacer bueno en una disciplina tampoco.

Define tu rutina matutina. Esto te restará estrés porque, una vez que ya sabes a lo que te vas a dedicar, te liberas de la planeación constante.

Además, la rutina te disminuye la aparición de variables “sorpresivas” que luego tengas que resolver sobre la marcha.

 

2.    La planificación del día trae satisfacción

Cuando nos preguntamos cómo trabajar en casa con niños, lo que estamos dejando al descubierto es que no estamos planificando como se debe.

Tener cerca a los niños implica distracciones frecuentes e intensas. Ten en cuenta que cuando los niños están en el colegio, normalmente son los maestros quienes se hacen cargo de muchas situaciones.

Si están en casa, esa será tu labor.

Una vez que esto sucede, es difícil retomar el ritmo de trabajo.

Esta dificultad disminuye si tienes tu planificación en una agenda o en una aplicación, sobre todo si te fijas plazos.

Haz tu lista porque esta te mantendrá al tanto de tus tareas diarias y de la prioridad que debes darle a cada una.

Por ejemplo, agenda una videollamada para cuando los niños estén tomando su siesta y haz una actividad menos comprometedora cuando ellos estén más activos.

Además de crear listas para cada uno de los días, crea otras con objetivos a más largo plazo para que tengas una visión más amplia, en este caso: semanales y mensuales.

 

3.    Destina un espacio exclusivo para el trabajo

Si compartir oficina con otro compañero puede llegar a ser complicado, imagínate compartir espacio de trabajo con niños. Saber cómo trabajar en casa con niños no es asunto que suceda de la noche a la mañana.

Ellos requieren cuidados, así que debes conseguir el equilibrio entre un lugar que te brinde la distancia necesaria para concentrarte, pero que también te sirva para hacer tus labores de “vigilancia”.

Normalmente, el espacio que mejor funciona es uno que esté adyacente a su habitación, pues es ahí en donde suelen tener sus juguetes y otros medios e entretenimiento.

 

 

4.    Los pequeños descansos son claves

Sí. Es difícil pensar en descanso cuando se trata de estar con niños, pero planifica pequeños espacios de tiempo para ver en qué andan y atender alguna inquietud que les pueda surgir.

Esto no solo es adecuado para ellos, sino que también es una excusa para levantarse de la silla y darle movimiento a las piernas.

Así no solo sentirás la tranquilidad de saber qué están haciendo y cómo están sino que también le harás un favor a tu salud.

 

Cómo trabajar en casa con niños
Trabajar desde casa puede convertirse en una pesadilla si no establecer pautas y una planificación adecuada.

 

5.    Ten planes para situaciones inesperadas

Cuando se trata de niños, nada está dicho. En un momento del día pueden estar jugando y divirtiéndose, pero en el otro manipulando algún objeto peligroso.

Entender cómo trabajar con éxito en casa con niños pasa por tener a la mano elementos como:

·         Número de teléfono de un médico de confianza

·         Kit de primeros auxilios

·         Niñera o familiar que se quede con uno de ellos si debes salir a urgencias con el otro

·         Cualquier otro elemento que consideres importante según tu contexto

 

6.    Comparte experiencias con tus colegas

 

Este es un camino vital para aprender de otras personas con situaciones similares o para validar si lo que haces funciona.

No es lo mismo establecer algún protocolo de trabajo en casa, probarlo y obtener resultados que compartirlo con otras personas para que te cuenten cómo les fue a ellos con su implementación.

En ese camino ellos compartirán contigo sus propias estrategias y podrás retroalimentarte de sus situaciones.

 

 7.    Las nuevas tecnologías se pueden convertir en tus mejores aliadas

Las mismas tecnologías que te permiten trabajar desde casa pueden ayudarte a cuidar de tus hijos mientras trabajas.

Puedes valerte de cámaras de 360 grados, las cuales son perfectas para tener una visión periférica de lo que hacen los niños.

Esto no solo es económico, sino que te da la tranquilidad de verlos sin necesidad de estar levantándote de tu asiento.

Además, puedes usar softwares de gestión de proyectos y de productividad Google Meet, Asana, Google Calendar, etc. para ayudarte a cumplir con tus responsabilidades.

 

Conclusión acerca de cómo trabajar en casa con niños

El Covid-19 ha apurado procesos que parecían no terminar de instaurarse. Si antes teníamos dudas de trabajar en casa en lugar de la oficina tradicional, ahora simplemente no lo cuestionamos, sino que lo vivimos.

Afortunadamente hay empresas enteras trabajando bajo esta modalidad, lo cual significa que desde el gerente de una empresa hasta la secretaria, saben lo que implica.

También por fortuna, todos ellos suelen tener hijos, con lo cual comprenden lo que significa coordinar el rol de trabajador con el de padre o madre.

Trabajar desde casa puede ser un desafío, pero si sigues nuestros consejos, podrás aumentar tu concentración en el trabajo y ser más exitoso en el desempeño de tus funciones.

 

 

5 pasos para crear una newsletter que todos lean de verdad

newsletter

__

¿Estás comenzando a captar clientes a través de tus campañas de email marketing? ¿Aun no lo estás haciendo, pero te gustaría comenzar a hacerlo?

Para ello es vital que sepas redactar una newsletter.

Como bien lo habrás notado, cada vez que te suscribes a una página, lo que sucede es que comienzas a recibir correos en tu cuenta de correo electrónico.

Esto no sucede al azar, sino que forma parte de la estrategia de comunicación de las marcas, sobre todo de las personales.

¿Por qué? Porque es barato y efectivo.

A través de esta forma de comunicación se pueden enviar contenidos detallados acerca de diversos tópicos o con diversas intenciones: informar, establecer una relación comercial, vender, etc.

Si lo haces bien y tienes la paciencia adecuada, es muy probable que te vaya bien.

Para ayudarte, desarrollamos estos 5 pasos para crear una newsletter que aumentar la posibilidad de que sean abiertos.

A nadie le gusta que sus newsletter se vayan directo a la bandeja de spam, ¿verdad?

 

Paso 1: determina tu objetivo

El propósito dirige la acción. Si no sabes para qué estás creando tu newsletter, entonces irás a la deriva.

Los objetivos son distintos y pueden ser tan diversos como: informar, educar, entretener o mejorar tus ventas.

El contenido informativo se refiere a anuncio de eventos, cambios de fecha, lanzamiento de productos, apertura de sedes, etc. En fin, todo lo relacionado con datos.

El contenido de entretenimiento puede ser referente a tus experiencias personales, a tus historias o a la historia de otro. Ten en cuenta que no todas las historias son para todos los públicos ni para todas las marcas.

Si tu marca comulga con el valor “riesgo”, entonces la historia de cómo se elaboran las aspirinas, pudiera no serte útil. En cambio, pudiera resultarte útil la historia de cómo un embotellador de agua decidió crear aguas saborizadas ante la brusca caída de sus ventas.

El contenido de ventas está relacionado con ventas directas, pero cuidado, este contenido, cuando es en exceso, cansa y genera estampidas de contactos.

Procura que la relación sea 80/20. Esto significa que de cada 10 correos que enviarás, 8 son informativos o de entretenimiento y 2 de venta directa.

 

Paso 2: determina quién va a leer tu mensaje

El segundo de los pasos para crear una newsletter es que tengas claro quién va a leer tu correo.

Para esto es imprecindible que determines el tono de voz de tu comunicación.

Si vendes motivación para jóvenes, no deberías hablar de usted ni usar un lenguaje enrevesado.

Si vendes asesorías en servicios legales, no es conveniente que escribas algo como “hey, compa, ¿cansado de gastar dinero en abogados que se roban tu dinero?

Asuntos claves como la edad, el sexo y la nacionalidad de tus clientes serán importantísimos para que logres esto.

 

Paso 3: usa un hilo conductor y cuida el diseño

Cuidado con las newsletter que abusan de recursos gráficos. Nuestra atención es limitadísima y compite con el mensaje de WhatsApp que te envía tu pareja, la notificación de Instagram, tu amigo comentándote los resultados del juego, etc.

Las newsletter con un diseño limpio, con textos aireados (párrafos en su mayoría de no más de 3 líneas) y con un hilo conductor claro, tienen mayores posibilidades de ser leídos.

En cuanto a la cantidad de palabras, aunque no hay un número establecido ideal, asegúrate de que no se convierta en algo tedioso de leer.

Por ejemplo, una historia debe ser más larga que un texto informativo.

 

pasos para crear una newsltter
El email marketing es hasta 40 veces más efectivo que Facebook para comunicarte con tu comunidad.

 

Paso 4: procura sobresalir, pero sin engaños

No a los títulos engañosos. Trabajar en los asuntos de tus newsletter, pero no quieras manipular con ello.

Si lo haces, cuando tus potenciales clientes hagan clic en ellos se encontrarán con que no les diste lo que ofrecías, lo cual habla mucho de ti como marca.

Aprovecha bien la cantidad de caracteres que tienes a disposición. En el caso de las computadoras de escritorio, tu suscriptor verá no más de 70 caracteres, mientras que en los teléfonos celulares, ese número se reduce hasta los 30.

Algunas fórmulas que te ayudarán a tener mayor cantidad aperturas en tus correos son:

  • Esto fue lo que pasó cuando hice X
  •  Cómo conseguí más de X haciendo Y
  • ¿Sabes por qué sucede X? Te lo digo en el correo
  • Parecía que teníamos razón, pero este fue el error (usamos el pronombre demostrativo “este” para generar intriga y no dar directamente la información en el asunto)
  •  Por qué no deberías hacer X sin saber Y

Si quieres emplear una técnica conocida por su efectividad, entonces te recomendamos la AIDA, la cual data ya del año 1898 y fue creada por Elias St. Elmo Lewis.

A pesar de ser tan antigüa es aun la preferida por los copywriters. Imagina su efectividad.

 

Paso 5: planifica tu contenido

Las newsletter deben ser parte de tu estrategia de marketing y, para que eso suceda, debes planificar tu calendario.

Entre los pasos para crear una newsletter efectiva, este es tal vez uno de los primordiales, pues si aprovechas las fechas más importantes, podrás impulsar eventos, promociones y más.

Por ejemplo, en el Día de San Valentín puede comunicar alguna anécdota especial o diseñar una promoción para parejas.

Lo mismo para el Día de las Madres o para las épocas navideñas.

 

Bonus final

Si no tienes la posibilidad de pagar un gestor de correos, diversas plataformas te ofrecen opciones gratuitas para hacerlo. Por ejemplo Mailchimp y Sendinblue.

En el caso de Mailchimp, esta plataforma te permite enviar hasta 10 mil correos gratuitos al mes a un total de 2 mil contactos.

Por su parte, Sendinblue, hace lo mismo con hasta un total de 9 mil correos gratuitos, no más de 300 al día.

Cuando ya tengas una comunidad consolidad con unos hábitos establecidos, entonces puedes suscribirte a cualquiera de sus planes de pago.

 

Conclusión acerca de nuestros 5 pasos para crear una newsletter

Aunque mucha gente vuelca sus esfuerzos de comunicación en Instagram y Facebook, datos como el de la Consultora McKinsey & Company demuestran que este camino no es tan efectivo como se cree.

Según un trabajo suyo realizado en 2020, el email marketing es hasta 40 veces más efectivo. Esta es una razón de peso para que comiences desde ya a crear tus propias newsletters.

Si sigues nuestros 5 para crear una  newsletter, seguro que antes de lo que te imaginas, tendrás tus primeras ventas.