fbpx

Cómo hacer un elevator pitch: 3 claves infalibles para saber qué decir [+ ejemplos]

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Un elevator pitch puede ayudarte a impulsar tu carrera, pero antes debes saber qué es y cómo diseñarlo.

En líneas generales, este “discurso de ascensor” es un resumen lo suficientemente corto como para que se pueda decir en un viaje de ascensor.

Eso sí, corto y potente.

Uno sin el otro no funciona, por eso es tan importante que sepas expresar quién eres, qué haces y qué quieres hacer.

Justamente de eso va el elevator pitch, de poder hablar sobre ti y tu propuesta en una forma específica para persuadir a otro.

Cuando se hace bien, su efecto es el de ayudarte a generar conexiones, conseguir un empleo y hasta ayudarte a hacer nuevas amistades.

 

1.    Cuándo usar un elevator pitch

El cuándo usarlo es casi tan importante como la forma en que usa.

Por ejemplo, este discurso es ideal para ser usado en ferias de empleo, eventos de networking, entrevistas de trabajo, en el resumen de LinkedIn o en la biografía de Twitter.

Una forma de saber el momento en que debe ser usado es imaginarse esa situación en la que alguien dice “háblame de ti”.

Frente a este escenario muchos trastabillan y dicen lo primero que se les viene a la mente.

El resultado es la pérdida de una oportunidad valiosa que, al menos con esa persona, tal vez nunca vuelva.

Si tan solo se hubieran dedicado a trabajar en cómo hacer un elevator pitch que fuera efectivo.

Tal como lo estás pensando, nosotros también creemos que es una verdadera lástima no aprovechar situaciones así.

Cuando se trata de vender un producto o servicio, 30 segundos pueden ser los únicos que tengas.

2.    Qué decir en un elevator pitch y cómo decirlo

–       La frase clave es “resumen breve”. Por más que parezca redundante, debe ser así. Menciona solo aquello que sea relevante en tu historia laboral. Tu discurso debe estar restringido a 30-60 segundos.

–       Habla de tus habilidades y, si lo consideras necesario, menciona en dónde las desarrollaste. Mostrar a los demás que tienes experiencia siempre es un punto a favor.

–       Casi nada está exento de mejorar con la práctica. Es prácticamente imposible que no mejores aquello que repitas una y otras vez, sobre todo cuando revisas los puntos débiles. Cualquier lugar es bueno para practicar, así de forma mental: la fila del supermercado, una caminata, etc. Si lo puedes hacer delante de un público, mejor todavía. Si te grabas con tu teléfono celular, estás dando pasos firmes.

–       Habla de aquello que sientas de forma real, de aquello en lo que seas bueno o buena. Lamentablemente, muchos optan por querer causar una gran impresión a costa de decir lo que ellos creen que es adecuado para la ocasión.

Puede funcionar, pero algún día aparecerán tus insatisfacciones y se notará que lo que dijiste al principio no era real. Si quieres una relación laboral larga, mantén la sinceridad ante todo.

–       Menciona tu propósito: si estás en una entrevista de trabajo, puedes decir que lo que buscas es, por ejemplo, “una oportunidad para desplegar todas tus habilidades en materia de ventas”.

Si se trata de conseguir un crédito, di cuál será el impacto de tu labor una vez que tengas ese dinero. Menciona con datos concretos como “una vez que invierta esa cantidad, las proyecciones indican que generaré 3 empleos”.

–       Pide un número telefónico o forma de contacto: habrá quien piense que esto es demasiado atrevido, pero es un riesgo que bien vale la pena correr.

Lo peor que puede suceder es que te digan que no. Lo mejor es que te lo den y puedas contactarle tú y no esperar a que sea al revés. Si esperas a que te contacten, puede que se les olvide y que nunca suceda.

–       Ten a mano una tarjeta de presentación: si definitivamente no te dan una forma de contactarlos, entonces ten a la mano una tarjeta de presentación.

Será un recurso útil para ser usado como última opción y que será mejor que no dejarle nada a quien te escuche.

 

También te puede interesar: Palabras y frases que afectan tu comunicación estratégica en el 2021

 

3.    Qué no decir ni hacer

–       No divagues: ten claro lo que vayas a decir. El tono dubitativo puede ahuyentar a tu interlocutor. Si tienes tu información clara evitarás esto.

–       El arte de cómo hacer un elevator pitch requiere un manejo elaborado de la voz y la gestualidad. Evita el tono de voz monótono, cuídate de gestos como fruncir el ceño y mantén una expresión facial amable.

–       No hables a velocidad de 100 metros planos, prefiere el de la marcha constante. Es normal que quieras decir mucho en el poco tiempo que tienes (30-60 segundos).

Estructura tu discurso en presentación, propósito, dato relevante (cifra) y llamado a la acción. Este esquema básico te servirá para que te quedes con lo estrictamente necesario y no tengas que atropellas tu discurso.

–       No tengas un solo pitch. Ten en cuenta que vas a estar en diversos escenarios. No siempre vas a buscar un empleo ni a hacer networking ni a pedir un crédito, por tanto, es recomendable que conserves una base que te facilite su recordación, pero que el resto sea flexible.

 

cómo hacer un elevator pitch
Cuando se está frente a una audiencia grande, un buen elevator pitch puede ser la diferencia entre destacar con tu mensaje o no.

Bono: estructuras conocidas que van a ayudarte

1) Pregunta de intriga + nombre + respuesta + desarrollo + cierre.

¿Sabías que 1 de cada 3 perros obsequiados en Navidad termina en la calle en 6 meses sucesivos? Yo soy María Rodríguez y voy a compartir contigo una solución para ayudar a estos perros abandonados. Tengo un proyecto en el que con solo $2 al mes puedes ayudarlos para que tengan nuevamente un hogar. Me encantaría que me compartas tu número telefónico para que agendemos un encuentro en el que te pueda dar mayores detalles.

 

2) Presentación + experiencia + anuncio + propósito + llamado a la acción

Hola, mi nombre es Rafael Suarez y tengo 15 años de experiencia como dentista. El próximo mes abriré mi propia clínica para ayudar a las personas con problemas dentales que deseen una solución efectiva a un precio que sí puedan pagar. Quiero contar contigo para que agendes tu primera cita gratis. Mi número de contacto es XXXXXXXXX

 

Conclusión sobre cómo hacer un elevator pitch

El tiempo es un bien escaso. Si bien es cierto que seguimos contando con 24 horas al día, también es conocido que cada vez tenemos más ocupaciones.

Así que saber vender una idea o una propuesta en 30-60 segundos es fundamental.

De antemano, es recomendable que comprendas que lograr un buen pitch toma su tiempo.

Si bien hay fórmulas generales acerca de cómo hacer un elevator pitch, cada caso es particular.

Sé flexible, pero conserva la precisión en la información que quieres suministrar.

Ocúpate de incluir datos que luego puedas excluir según tu análisis y las pruebas que hagas.

Esperamos que logres resultados efectivos.

 

 

Cómo hacer un elevator pitch: 3 claves infalibles para saber qué decir [+ ejemplos]

Copyright 2021 Tu Hora Online Spa