fbpx

12 consejos para equilibrar la vida laboral y personal a partir de hoy

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Qué gran reto es tener vida personal y trabajar al mismo tiempo.

Pareciera que no, pareciera que es algo normal, pero cuando sacas cuentas y tratas de conciliar ambos espacios de tu vida, te das cuenta de que no es así.

Y si se trabaja desde casa, es todavía más difícil porque parece que es algo que facilita la vida, pero no, no siempre es así.

Conseguir el balance entre la vida personas y laboral es posible si sigues estos consejos.

No tienes por qué tratar de aplicarlos todos al mismo tiempo, por eso te sugerimos que selecciones aquellos que estén a tu alcance y luego vayas implementando los restantes.

1.Prioriza tus tareas

Sabemos que la tentación de empezar el día en automático es muy alta, pero si planificas, la posibilidad de que seas más eficiente con el cumplimiento de tus tareas aumenta.

a. Haz una lista de tareas. Ten cuidado de no incluir un montón de ellas. Comprende que eres un ser humano, no una máquina.

b. Asígnales prioridad según la tengan. Para ello te recomendamos que uses la matriz de Eisenhower. En este post te decimos cómo usarla.

2. Determina cuáles son tus fortalezas

Sí, al principio es normal que quieras (y que necesites) hacerlo todo por tu cuenta, pero vamos a decirte algo que esperamos leas sin ofenderte: no eres bueno ni buena para todo. No.

Aquello en lo que realmente eres bueno y que disfrutas, hazlo. Aquello en lo que no, mejor déjaselo a una persona que lo disfrute y que sepa realmente lo que hace.

Este es uno de los consejos para equilibrar la vida laboral y personal que parece más obvio, pero que muchos pasan por alto.

Tener más tiempo libre para vivir lo que quieres y como quieres depende en buena medida de que emplees más tiempo en aquello en lo que realmente eres fuerte.

3. Reserva tiempo para tu vida personal

Dedicarse al trabajo está bien. Todos, de una forma u otra, queremos crecer dentro de este ámbito, pero si no reservas espacios para vivir lo que te gusta, entonces estarás dejando todo a merced del ámbito laboral.

Eso no es sano, ni conveniente.

Si te cuesta, comienza por una actividad diaria. Por ejemplo, ten un espacio de tiempo para leer, escuchar, música y hasta para no hacer nada. El descanso también es parte de la vida personal.

consejos para equilibrar la vida laboral y personal
Algo tan simple como darse el tiempo para saborear tu bebida favorita es un punto a favor del equilibrio entre trabajo y disfrute.

4. Conoce los momentos del día en que tienes mayor productividad

Aunque Sócrates fue mucho más que una frase, una de sus máximas conocidas es “Conócete a ti mismo”.

Esto también aplica para saber cuál es el momento del día en que mejor rindes.

Determínalo.

No todos somos productivos en la mañana. Algunos rinden más en la tarde o en las noches.

El aforismo “al que madruga dios lo ayuda” no aplica igual para todos.

5. Aunque te cueste, establece horarios y cúmplelos

Es fácil distraerse en asuntos que no están relacionados con lo que verdaderamente nos importa. Para que lo evites, crea horarios y empéñate en cumplirlos.

Esto te ayudará a mantener el foco y será muy motivador una vez que lo hayas logrado.

Si no es algo que puedas hacer y que termine por generarte frustración, pide ayuda profesional. Algunos trastornos de base como el TDAH complican mucho el cumplimiento de agendas.

La buena noticia es que con el entrenamiento necesario, se puede mejorar hasta que esta condición deje de ser un problema.

6. Cuidado con tus finanzas

Ganas lo suficiente y aun así no tienes dinero para dedicarle a tu vida personal. Esa es una señal de cuidado.

¿Qué es la vida personal de alguien?

Un sano equilibrio entre trabajo y disfrute. Si no administras bien tus finanzas, difícilmente logres tener dinero disponible para disfrutar.

Una aplicación como Dollar Bild te va a ayudar a que lo logres.

7. Marca las fechas importantes con antelación

Si se viene el cumpleaños de algún familiar o amigo, esa es una excelente oportunidad para que tengas un espacio para tu disfrute personal, pero márcalo en un calendario que te permita recordarlo.

Si no, corres el riesgo de olvidarlo.

8. El sitio de trabajo es tu segundo hogar: hazlo especial para ti

Si vas a trabajar desde casa, reserva un lugar para que trabajes y haz que sea agradable.

Ten una silla cómoda, un teclado que no te genere tensión en las manos, pero sobre todo, pide respeto para este lugar.

Entre mejor rindas cuando estás en él, más tiempo tendrás después para ti, tu familia y esas personas que demandan tu atención.

9. Si tienes acceso a la tecnología, úsala

¿Cuántas reuniones presenciales te sobran en la agenda?

Piensa que una forma de equilibrar tu vida personal y laboral es tener un manejo efectivo de tu tiempo, así que el traslado que haces desde tu casa a una reunión seguro que puedes ahorrártelo con una reunión vía Skype.

10. Si no es con tecnología, usa el punto medio

Tu cliente no se maneja muy bien con la tecnología y no deberías convencerlo de que lo haga o se podría ir por donde vino.

Entonces proponle que se consigan en un punto medio para ambos. Tú no se lo dirás de estas forma, pero sí le propondrás algo del estilo “¿Qué te parece si nos vemos en el restaurante X y así nos tomamos un café?”.

El sitio que propongas debe ser de fácil acceso para ambos.

Si tienes que salir de casa, te ahorrarás al menos la mitad del camino.

consejos para equilibrar la vida laboral y personal
La mayoría de ciudades tienen lugares cercanos a donde ir para disfrutar de una vacaciones, por breves que estas sean.

11. Deja de hacer planes para hacer ejercicio y haz ejercicio

No hace falta que te digamos que una forma en cómo equilibrar el trabajo con tu vida personal y familiar es teniendo mejor salud.

Tampoco hace falta que te digamos que el ejercicio es salud.

La ecuación es sencilla, pero es más difícil de decirlo que de hacerlo.

Para que aumentes tu probabilidad de éxito, toma en consideración que no hace falta que pases del sedentarismo al fisicoculturismo. NO.

Comienza por dedicar algunos minutos al día. Lo recomendable suele ser 30 como mínimo. Eso ya es suficiente.

Y no, tampoco tienes que empezar a entrenar para ir a correr la maratón de Nueva York. Con una buena caminata a buen ritmo basta.

12. Planea vacaciones

El destino no tiene por qué ser Roma, París ni Tokio.

Esa es una de las trampas que aleja a muchos de unas vacaciones merecidas.

Solemos pensar que las vacaciones tienen que ser idílicas. Ponemos las expectativas en un sitial tan alto que nunca terminamos de alcanzarlas, aun cuando tengamos presupuesto y sitio para unas que nos permitan desconectarnos de la rutina.

Revisa cuál es tu visión de una vacaciones y no temas irte a una ciudad cercana, a una semana en un cabaña retirada de la ciudad o a cualquier otro sitio que te permita descansar y atender  más tu vida personal.

Conclusión acerca de estos 12 consejos para equilibrar la vida laboral y personal

Muchos esperan que todo sea perfecto para equilibrar el trabajo y el disfrute fuera de él.

Otros afirman que si siempre haces lo que te gusta, entonces no sentirás que estás trabajando.

La primera visión pone el equilibrio muy lejano y la segunda es casi imposible de cumplir. Por más que un profesor desee y ame enseñar, deberá tener momentos de ocio, entretenimiento y descanso que le ayuden a recuperar energías.

Algo similar sucede con otras profesiones.

Esto es fundamental para todo aquel que quiera saber cómo balancear la vida personal con el trabajo.

12 consejos para equilibrar la vida laboral y personal a partir de hoy

Copyright 2021 Tu Hora Online Spa