fbpx

Posicionamiento: 5 estrategias para diferenciarte de tus competidores hoy

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

__

Quieras o no, te vas a posicionar. Cuando alguien pregunte tus servicios o por tus productos, cualquier cosa que diga alguien forma parte del posicionamiento en su mente de consumidor.

Las asociaciones que se hacen entre un nombre y una marca reflejan su posicionamiento, así que debes pensar en cuáles son las asociaciones que quieres crear.

Piensa en que, si no lo estás haciendo tú, otra marca si lo está haciendo. Si este es el caso, entonces estás en desventaja.

¿Por qué quieres que te reconozcan? ¿Cómo quieres que te reconozcan?

Si no lo sabes, entonces lee hasta el final y conoce 5 estrategias para diferenciarte de tus competidores.

 

¿Qué es el posicionamiento?

El posicionamiento es la definición única de la marca, eso por lo que te conocen como marca personal o eso por lo que conocen tu producto.

El posicionamiento es la imagen que tienes de una marca, aun cuando no puedas explicarlo fácilmente con palabras, está ahí.

Las empresas y personas que entienden esto, utilizan estrategias de marketing para comunicar su posición en relación con otros competidores del mercado.

Al respecto, estas líneas del libro La batalla del marketing se libra en la mente, nos dan una idea más clara de lo que es el posicionamiento.

“El posicionamiento no es lo que le haces a un producto. El posicionamiento es lo que le haces a la mente del cliente potencial. Es decir, posicionas el producto en la mente del cliente potencial “. (Ries y Trout, 2001)

 

estrategias para diferenciarte de tus competidores
Aunque se hable mucho de la cooperación entre profesionales, es innegable que tendrás que competir para tener clientes. Eso sí, la competencia debe estar centrada en tu propio mejoramiento, no en el ataque a quienes hacen lo mismo que tú.

La propuesta única de venta y el posicionamiento

Productos o servicios como los que ofreces también los tienen otras personas.

Admitámoslo, el mercado moderno está saturado de opciones muy similares, por lo que es vital que te vuelvas más memorable para poder lograr una verdadera ventaja competitiva.

Comunica lo que haces y procura diferenciarte de los demás. Casi siempre hay algo que te diferencia y, si no lo hay, entonces debes estudiar a tu competencia.

Imaginemos que eres un profesor que se especializa en química. Piensa en eso que te diferencia de otros profesionales del área.

Por ejemplo, ¿cobras por sesión o por paquete? ¿Das clases en línea o solo son presenciales? ¿Explicas química en otro idioma?

Ese punto específico que sea capaz de diferenciarte de lo que hacen otros profesores es tu Propuesta Única de Venta.

En líneas generales, este es un concepto que se aplica a eso que te hace único o única. Si no lo encuentras (no siempre existe tal diferencia), es importante que procures diferenciarte tanto como puedas.

Define a qué categoría pertenece lo que haces y cómo satisface las necesidades de tu cliente para que te sea más fácil diferenciarte de tus competidores.

 

 

Determinar tus estrategias para diferenciarte de tus competidores

Cuando se trata de estrategias para diferenciarte de tus competidores, necesitas tener una compresión profunda del mercado en el que estás o estarás.

De hecho, los clientes pueden reconocer si una marca se posiciona a través de la competencia por precio o por calidad.

Estas 5 estrategias son tal vez las más comunes, pero también las más efectivas.

 

1. Las características de tu producto cuentan

Apelar a las características o beneficios de tu producto o servicio como estrategia de posicionamiento de marca puede ayudarte a comunicar con mayor facilidad lo que sea que vendas.

Un ejemplo a modo general es el que obtenemos del mundo de los automóviles. En este caso, la marca Toyota comunica su fiabilidad. Porsche, en cambio, comunica una mezcla de rendimiento y lujo.

Pregunta clave:

¿Cuáles son las características de mi producto o servicio?

2. Cuando el precio es lo más importante

La estrategia de posicionamiento con base en precios competitivos es una cuerda fina sobre la cual hay que caminar con cuidado.

En el caso de servicios personales, un precio demasiado bajo puede conducirte directo a la frustración.

Si vas a competir con precios, determina antes cuáles son tus gastos fijos mensuales y tus gastos variables.

Aun cuando creas que no tienes mayores gastos, la realidad es que en cualquier momento puedes necesitar alguna reparación o el pago de una posible oficina más grande en otro sitio.

Si te preocupa que tu competencia tenga precios excesivamente bajos y crees que ello influye para que no tengas todos los clientes que quieres, toma en cuenta que los precios de este tipo no suelen durar mucho.

Esta estrategia de precios termina cayéndose por su propio peso.

 

3. El lujo como estrategia de posicionamiento

Hacerte una marca reconocida por el lujo de tus productos o servicios requiere de tiempo e inversión en branding.

Si este es tu plan, recuerda que casi nadie está dispuesto a pagar por algo que realmente no justifica un alto precio.

Dicho esto, comprende que las marcas que venden lujo no suelen comunicar su precio porque se asume que eso no es lo importante, así que tu comunicación debe ir dirigida al prestigio de lo que haces.

Si se trata de un servicio como clases, sesiones de psicoterapia u otros similares, entonces puedes apelar a formaciones universitarias de peso, cursos hechos en escuelas de renombre, experiencia en sitios específicos.

estrategias para diferenciarte de tus competidores
La actualización constante es parte de la estrategia para competir y posicionarse en un mercado repleto de ofertas.

4. Posicionamiento basado en el uso o aplicación del producto o servicio

Un entrenador de gimnasio se posiciona por lo específico de su servicio. Un profesional, del área que sea, debe identificar su rango específico de acción y enfocarse en él para diferenciarse.

Luego, a través de los diversos medios a través de los cuales se comunique (Instagram, Facebook, e-mail, etc.) debe demostrar que realmente sabe acerca de lo que habla.

Enfócate en eso que sabes y comparte contenido de calidad que resuelva problemas de tus potenciales clientes.

Pregunta clave:

¿Cuáles son los problemas que tienen mis clientes y que yo puedo resolverles?

 

5. Posicionamiento basado en competencia

Este tipo de posicionamiento requiere de un competidor que sirva de base para establecer una diferenciación.

Por ejemplo, en lugar de comunicar que tienes un precio específico, puedes comunicar que tu precio es 20% más bajo que el de tu competencia o que tu servicio tiene una garantía superior.

Cuídate de las falsas promesas. Si vas a comparar tu oferta con la de tu competencia para beneficiarte, asegúrate de que cumples realmente con lo que ofreces.

 

Conclusión de las 5 estrategias para diferenciarte de tu competencia hoy 

Cuando se trata de estrategias para diferenciarte de tus competidores hay una gran variedad de ellas que puedes comunicar. Sin embargo, la mayoría se reduce a estas 5 que acabas de leer.

Sin importar en cuál de ellas te enfoques, recuerda que el conocimiento de tu producto o servicio, el conocimiento de tu cliente y el de tu competencia, son fundamentales para que obtengas mejores resultados.

Copyright 2021 Tu Hora Online Spa