fbpx

Psiquiatra online: recibir ayuda a distancia ahora es posible

El abanico de ventajas que ofrece el internet es amplio. La psiquiatría goza de varias facilidades, tanto el paciente como el psiquiatra online en sí. Si estás considerando realizar tu terapia presencial o virtual, este blog te ayudará a definirte.

 

Aumenta la privacidad

Este aspecto tiene dos sentidos:

  1. Tienes mayor control de quién escucha o quién te rodea. Al estar en tu casa, eres consciente de lo que sucede a tu alrededor. Por la misma razón, te sientes en la comodidad de tu ambiente. Nada como tu casa para generar confianza.Para reafirmar la privacidad, pregúntale a tu terapeuta si cuenta con sistemas de seguridad para no guardar información ni guardarlas sesiones. Así se previene que dichas sesiones vean la luz aun en contra de la voluntad de ambos.
  2. Revelas poca identidad a tu psiquiatra online. Sí recomendamos que muestres tu cara durante la sesión, porque así existe una mayor comunicación. Sin embargo, ofreces menos de tu persona.Probablemente sea una cuestión inconsciente. Se puede derivar del hecho que sociedad señala de manera negativa a quienes asisten psicoterapia. Pero es innegable que para muchos es difícil dar la cara cuando se viven problemáticas psicológicas.

 

Resultados positivos

Parecerá difícil de creer. Pero la verdad se pueden alcanzar los mismos resultados e incluso mejores. Depende del paciente y del terapeuta, pero en general se mira buena respuesta para el problema.

La razón detrás de este hecho un tanto inesperado se deriva de la ventaja anterior y algunas próximas. El paciente se siente en confianza, puede autoanalizarse y hacer introspección. Está cómodo, se puede escuchar a sí mismo más detenidamente. Por ende, transmite con mayor efectividad su situación.

Además, el ahorro monetario, de tiempo y demás ventajas que vienen a continuación te permiten relajarte. Tienes menores gastos, holgura en tus horarios para descansar mejor e iniciar sin estrés las sesiones.

Hay gente apegada al método tradicional, por eso al principio el virtual no tendrá tan buenos resultados. Pero como todo cambio, tarda un lapso natural en adaptarse. A la larga, trae mayores beneficios la terapia virtual.

 

Distanciamiento social

El mundo se está acostumbrando a vivir a distancia. Todos se la piensan dos veces antes de subirse a un transporte colectivo, a elevadores llenos y a zonas concurridas en general. Por eso, se trata de una medida perfecta para prevenir cualquier posible contagio de COVID-19.

 

Se reduce el desplazamiento tuyo y de tu psiquiatra online

Esto, a su vez, conlleva varias ventajas también.

  1. Si la persona en terapia sufre de poca movilidad, se facilitará el proceso. No solo el tiempo ahorrado, sino se evita lo complejo que es a veces mover a las personas. Debido a su condición mental, quizá sea difícil llevarlos de un lugar a otro. En medio del tráfico, el calor y los tiempos prolongados todos ganan mal humor. Además, se le da su espacio al terapeuta para que tenga mayor margen de descanso e investigar y de preparar la terapia. Florece la capacidad profesional.
  2. Ahorras en el costo del transporte. Gasolina, tiempo y energía. De esta manera, se puede continuar con la terapia puesto que su costo se reduce y se aumentan los resultados. De igual manera, implica un apoyo para el psiquiatra online al evitar pagar renta y transportes. Es un ahorro por las dos partes, puesto que se puede realizar por medio de una videollamada hasta del celular.

Apoyo de recursos tecnológicos

Los avances científicos han ofrecido soportes para la terapia, tales como sonidos como técnica de relajación, autoinstrucciones para el paciente, registros para indicar el nivel de ansiedad y otras muchas herramientas.

Se puede acelerar el proceso, o de menos hacerlo más agradable para el paciente. Se le otorgan herramientas a su disposición para encontrar su atmósfera ideal. Se personaliza el procedimiento, por decirlo de alguna manera.

 

Barrera de distancia: se disipa

Se vuelve alcanzable el terapeuta que te recomendaron aunque esté trabajando en otra parte del mundo, o viva allá permanentemente. Esto realmente suma a todos los casos. Es verdad que hay profesionales muy especializados, pero no son tan accesibles para terapias presenciales. Por fin están al alcance de la mano, y desde la facilidad de tu casa.

Por eso te recomendamos que te tomes el tiempo para buscar al psiquiatra online que de verdad te ayudará a sanar aquello que aqueja. Entendamos que todos son capaces pero cada uno tiene experiencia en rubros, por eso apoya bastante al lidiar con problemas muy específicos.

 

Conclusiones

Las ventajas son muchas. El ahorro monetario es lo primero que aparece en la mente de la mayoría. Sin embargo, aquellos que quieren buscar a determinado terapeuta, por fin tienen a la mano para asegurarse que están tratando con un especialista de dicho problema.

Por otra parte, evitamos contagios al movernos entre las masas. La contingencia nos enseñó la lección de no abarrotar un espacio.

Viéndole el lado bueno que nos concierne, además tienes la facilidad de apoyarte en herramientas para personalizar tu experiencia e incluso mejorar los resultados.

El descanso, tiempo y dinero ahorrado es un plus para ambos. El terapeuta puede prepararse mejor y el paciente puede asistir relajado. A su vez, el asistente puede encontrarse en su espacio privado, que es su casa, y controlar a las personas que se enteran de dicha terapia. Se le otorga un extra de intimidad, lo que lo puede ayudar a desenvolverse de mejor.

¿Buscas psicólogos en Chile? Puedes buscarlos en nuestra página principal

Psiquiatra online: recibir ayuda a distancia ahora es posible
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

También te puede interesar: