fbpx

A quién pedir ayuda en caso de violencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La vida tiene sus momentos difíciles, aunque no lo queramos aceptar. Serán muchos o pocos, pero todos pasamos por ahí. Si hablamos de la violencia, puede que nos pase con una persona cercana a nosotros o con un desconocido. Lo importante es prepararnos para cuando suceda.

Los casos de violencia tienen su propia manera de manejarse. Las redes de apoyo funcionan como nuestro principal instrumento de ayuda. Rara vez podremos tomar la situación por nuestras propias manos. Vivimos en una sociedad y es importante organizarnos.

Te damos el mejor consejo para estos casos: prevé a quién pedir ayuda en caso de violencia.

 

¿Qué es una red de apoyo?

Casi todos cuentan con personas de confianza. Los círculos sociales cercanos casi siempre definen quiénes son importantes para nosotros. Ya sean nuestros padres, amigos, hermanos, vecinos, maestros o jefes laborales, son personas que frecuentamos. La familiaridad que tenemos con ellos nos permite abrirnos y buscar apoyo en ellos.

Se trata de personas que nos ayudan a sentirnos mejor en momentos complejos. Nos ofrecen su afecto, sus servicios, apoyo económico, o asistencia psicológica. Nos escuchan, nos dan consejos, cambian nuestra perspectiva de la situación, se esfuerzan por buscar un trabajo en caso de necesidad.

 

Las redes de apoyo hoy en día

Ha cambiado la manera de relacionarnos. La tecnología nos ofrece nuevas oportunidades de comunicación. Y debido a que son formas nuevas, seguimos entendiendo bien su funcionamiento.

Por eso es importante aprender a diferenciar entre las personas que solo comentan en redes sociales y nuestra verdadera red de apoyo.

Toda la gente opina y comenta en redes sociales. Pero solo aquellas personas con las que hemos tenido interacción de verdad nos pueden ayudar. Recomendamos que conozcas previamente a la persona y que no sea alguien que conociste por internet sin saber nada de ella.

Quizá sean tus hermanos por medio de redes sociales, ellos te escucharán y entenderán mejor tu situación. Incluso algún amigo que hace mucho no ves te pueda ofrecer apoyo. Son personas que nos conocen y de una manera u otra comprenden por lo que estamos pasando.

Las redes de apoyo se cimentan en relaciones frecuentes, cuando una persona se vuelve familiar para nosotros. Y siempre es bueno conocerla a profundidad, hablando de su vida. Te recomendamos la película Hogar del director Álex Pastor, donde se reflejan las consecuencias de confiar en alguien sin conocerlo mucho.

 

A quién pedir ayuda en caso de violencia… ¡Organizando tus redes de apoyo!

Establezcamos un orden de importancia. La verdad es que hay personas de mayor confianza que de otras. Incluso, por la dinámica social nos conviene hacer consciente a quién le damos información privada.

 

Redes primarias

Se conforman por familia, amigos y vecinos. Estas personas están al tanto de nuestros comportamientos y nos conocen en cierto grado. Incluso, se dan cuenta cuando no estamos bien por sí mismos muchas veces.

Depende de nuestra relación con ellos. Pero en la mayoría de los casos puedes confiar lo más importante a tu familia. Tus amigos también representan un pilar en tus redes primarias. Por el tipo de relación, ellos conocen otra parte de nosotros, una cercana a nuestra generación. Quizá han visto nuestro lado fiestero, por poner un ejemplo.

Aprendamos a dividir qué clase de situaciones podrían ser solucionadas por qué tipo de persona. Sin embargo, cuando son situaciones graves de violencia, la familia nos ofrecerá mayor apoyo la mayoría de las veces.

También debemos de remarcar que nuestros amigos llegan a ser como nuestra familia. Se han ganado ese lugar, y probablemente nadie lo llenaría de mejor manera.

Para poner un ejemplo práctico, imaginemos que sucede un problema en la escuela y un alumno ataca a otro. En este caso, el alumno debe de informar primero a las autoridades, sin embargo también deberá decirle a su familia de lo que está pasando.

 

Redes secundarias

Asistimos con frecuencia a la escuela, al trabajo, a eventos comunitarios como la iglesia o de apoyo social. Aquí también encontramos a las mismas personas. Sin embargo, por las dinámicas, rara vez se genera una confianza profunda.

Estas personas podrán ayudarte en un caso de violencia, sin embargo es importante no darles tantos detalles o no involucrarlos más allá de una llamada de auxilio. Debes de cuidar a quién pedir ayuda en caso de violencia.

Si nadie en nuestra red primaria está disponible (su celular no tiene carga, están fuera de la ciudad, etc), encontramos ayuda en redes de esta categoría.

Por otra parte, son redes de apoyo básicas para solucionar problemas en la escuela, el trabajo o la calle. También debes de hacerles saber lo que pasó y de hecho ellos serán quienes tomen cartas en el asunto.

 

Apoyo en la escuela y trabajo

Todo lo relacionado con la escuela o el trabajo tiene su reglamentación oficial o moral. La violencia nunca debe de ser permitida en ninguna dinámica social. Cuando alguien te agreda, notifícale a un superior tuyo.

Si un superior fue quien te agredió, maneja la situación con cautela. Primero avisa a tus personas de confianza. Pueden existir redes de corrupción dentro de la empresa y no siempre nos podemos permitir perder el trabajo…

 

Apoyo informal

No se necesita de procesos burocráticos. Se trata de organizarte con tu gente para poder manejar la situación lo mejor posible. La experiencia funcionará como nuestra principal herramienta.

En ocasiones seremos tentados de no avisar a las autoridades. Pero la verdad es que cualquier caso de violencia debe de ser notificado. Sin embargo, se recomienda que se haga por medio de conocidos en el medio jurídico por lo inestable de muchos sistemas gubernamentales.

 

 

Conclusión

La violencia siempre será un tema delicado. Asegúrate de planear previamente cómo actuar en caso de que las cosas pierdan el control. Tus personas te apoyarán, eso no lo dudes. Ofréceles confianza a tu gente cercana, ellos mejor que nadie sabrán cómo ayudarte.

También apóyate siempre en tus redes secundarias de apoyo: profesores, jefes, supervisores. Te darán pautas para saber cómo proceder. Pero ten cuidado con quien te intente ayudar en este tipo de redes, dales prioridad a quien más confianza le tengas. Ahora ya sabes a quién pedir ayuda en caso de violencia.

A quién pedir ayuda en caso de violencia

Copyright 2021 Tu Hora Online Spa