Categorías
blog

Crisis de pánico qué hacer en 5 sencillos pasos

Todos nos preguntamos qué hacer cuando llega el momento. La verdad a cualquiera nos podría pasar en algún momento de nuestras vidas.

 

Su principal causa es la acumulación del estrés y ansiedad, factores que podríamos llamar “normales” en nuestra sociedad. Se caracteriza por la sensación de un miedo intenso, peligro inminente o incluso que vas a morir.

Quizá ocurra solo una vez o dos a lo largo de la vida, nada más. Pero la verdad es que podría llegar a pasar, ya sea en el transporte urbano, trabajo o supermercado. Le podría suceder a un conocido o hasta un desconocido. Incluso le podría pasar a uno mismo.Crisis de pánico que hacer en 5 pasos

También hay personas que lo viven con frecuencia, en ese caso ya estaríamos hablando de un trastorno de pánico. Sería prudente profundizar en esta condición con la ayuda de expertos. Por estas razones es importante conocer las medidas para saber cómo actuar frente a una crisis de pánico.

Primero que nada, te dejo aquí una lista de síntomas para saber cómo se manifiesta y no quedarnos paralizados. Así la identificarás rápidamente:

  • Miedo intenso y sin razón aparente
  • Aceleración del pulso cardiaco
  • Dificultad para respirar
  • Sensación de desmayo
  • Sudoración anormal
  • Mareos

Aparecerán todos los síntomas o solo algunos. Suelen durar entre 10 y 15 minutos en total. Cualquiera sea el caso, aquí te dejo 5 tips básicos. Te enseñarán en una crisis de pánico qué hacer y cómo hacerlo de la manera más segura posible.

 

1.- Pregunta qué sucede (si es otra persona)

Pregúntale qué siente y por qué está sucediendo. Este punto es de vital importancia, ya que la otra persona puede estar sujeta a tratamiento psiquiátrico. Quizá ya le ha pasado antes, y puede comunicarte de manera sencilla cómo lidiar con la situación. Si no sabe qué pasa y logras identificar los síntomas, aplica estos tips para ayudar ahora que tú tienes la información.

 

2.- Busca un lugar tranquilo

Ya eres consciente de qué pasa, ahora sal de ahí (o lleva a la otra persona) a un sitio sin gente donde puedas respirar y te sientas aliviado, lejos de la multitud. Aunque a veces las demás personas intenten ayudar, solo alimentan la ansiedad. Tómate tu espacio. Un sitio abierto es recomendable si ahí te sientes cómodo. Si estás ayudando, recuerda no ser invasivo.

 

3.- Respira de manera controlada con el diafragma

Excelente, ya estás en un lugar cómodo. Ahora comienza a respirar profundo y controlado. Concéntrate solo en la respiración y nada más. ¿Alguna vez has respirado “inflando la panza”? Esta es la llamada respiración diafragmática, y es la mejor para tu cuerpo. Con ella te oxigenas todo y regulas el ritmo cardiaco, relajas tus músculos y mente. Resulta conveniente practicarla desde antes de la crisis, pues será tu principal herramienta para sobrellevarla.

Respira. En cuestión de minutos, todo regresará a la normalidad. En caso de que no sepas cómo realizar esta respiración, siempre carga una bolsa de papel contigo para respirar en ella. Agitarse o respirar rápido es contraproducente en estos casos. Por eso, debemos de enfocarnos en tranquilizarnos.

 

4.- Enfoca tu atención

Quizá el miedo nos sobrepase en ese momento. Es normal, porque es algo mental y físico a la vez. Tal vez no puedes concentrarte en la respiración diafragmática o no encuentras la bolsa de papel. Pero no te preocupes, el siguiente paso es pensar cosas positivas y relajantes. Distrae tu atención.

Siempre funciona poner algo de tu música favorita y cantar. O bailar, si tu cuerpo te lo permite. Puedes marcarle a alguien para hablar de cómo te va en tu día, compartir experiencias o hacer algún plan para la próxima semana. Si eres de los aficionado a la lectura, no dudes en tomar el libro en turno. Incluso puedes repasar tus consejos de “Crisis de pánico qué hacer”.

 

5.- Piensa “no es peligroso, se pasará”

A veces pasa. Si bien no es algo recurrente o que le pase a todos, tampoco es algo del otro mundo. Durante la crisis, es válido y recomendable considerarla sin peligro. Será algo pasajero, un momento incómodo. Es nuestro cuerpo pidiendo un momento de descanso, quiere desconectarse del mundo ajetreado que lo rodea solo por un corto lapso de tiempo. Como dormirse en el transporte urbano o durante una clase. El mayor peligro sería pasar tu estación o un regaño de tu profesor.

 

Te dejamos un par de bonus extra, otros aspectos a considerar. Resulta común pensar que le hace falta azúcar o algo de comida al cuerpo, por los mareos o la sensación de desmayo. Sin embargo, una vez que se identifica la crisis de pánico se recomienda no presionar para comer ni tomar nada dulce. Los mareos pueden resultar contraproducentes. Lo único que se necesita es relajación y despejar la mente.

También te recomendamos llevar estos tips escritos en papel, solo como precaución. Los puedes titular “Crisis de pánico qué hacer”. Ya sea para uno mismo o para terceros. Recordemos, la ansiedad y/o estrés acumulados son las causas principales. Ya sea porque ha sido una temporada atareada o porque es un nuevo empleo. Hay muchas situaciones que pueden ser complejas para cualquiera.